Existen múltiples ventajas por las cuales contratar una empresa de administración de condominios profesional , pero nombraremos sólo 5 de ellas:

  1. Disminuyen los conflictos entre los condóminos por diferencias de opinión y por el propio ejercicio de la administración.
  2. Se delega la responsabilidad del manejo de los recursos y la justificación ante entidades gubernamentales (SAT)
  3. Se llevan a cabo procedimientos administrativos y judiciales en contra de condóminos infractores, sin que con ello se responda con actos de revancha
  4. Se garantiza el buen uso de los recursos a través de una fianza o cualquier otra forma. Situación que no pasa con los administradores condóminos
  5. Se cuenta con personal capacitado, en algunos casos de administración profesional, en todas las áreas de la administración de condominios, como los son la legal, administrativa y de ingeniería, por decir algunas.

Ciertamente es necesario que para abrir una cuenta bancaria se debe tener una personalidad que puede ser física o moral. En caso de que la cuenta se abra a nombre de uno de los condóminos o mancomunada, el titular de la cuenta absorbe la responsabilidad por los recursos que en ella ingresan ante cualquier instancia gubernamental, principalmente ante el SAT. Para poder afrontar esta responsabilidad, es necesario que el titular tenga el nombramiento ante la PROSOC de administrador del condominio, pues el dinero que se recibe de terceros para pago de terceros está excluido del pago de impuestos, pero para ello se tiene que demostrar que los ingresos son producto de esta actividad. Una de las opciones que se han propuesto en múltiples foros es la de crear una asociación civil que permita hacer frente a las situaciones fiscales mencionada anteriormente. Las ventajas que tiene esto es que dicha asociación puede llevar la carga fiscal sin que los condóminos en lo personal lo tengan que hacer, también abrir la cuenta sin mayor problema.

Las desventajas son las siguientes:

  1. Asociarse es voluntario, por lo que los condóminos están en su derecho de elegir si se asocian o no.
  2. Se tiene que hacer ante notario, por lo que lleva un gasto implícito
  3. Los socios son responsables del manejo que se haga de la asociación
  4. Es necesario hacer declaraciones mensuales y anuales, por lo que implica un gasto contable
  5. Cada vez que haya un cambio en la conformación de la asociación se requiere hacerlo ante notario

El régimen de propiedad en condominio sustituyó a la copropiedad, por lo que es en sí una forma de asociación con derechos y obligaciones bien definidas en la Ley de Propiedad en Condominio para Inmuebles del Distrito Federal

Un administrador profesional podrá manejar los recursos financieros en una cuenta en donde éste sea el titular y ser el responsable no solo del manejo de estos, sino de hacer frente ante cualquier revisión fiscal. Obviamente, deberá garantizar que los recursos entregados a éste sean utilizados responsablemente en beneficio del condominio

Para poder hacer un cambio de administración, éste deberá hacerse durante una Asamblea General Ordinaria de Condóminos, en donde se nombre a la Administración que sustituirá a la que actualmente se tiene. Para poder llevar a cabo dicha Asamblea, deberá convocarse con 7 días naturales de anticipación y deberá hacerlo el propio Administrador a petición del comité de Vigilancia. Si se hiciere la petición por parte del comité y el Administrador no la convoca en los tres días naturales siguiente, el comité tiene la facultad de convocar. Ahora bien, si no se tiene comité o no se tiene una administración registrada ante la PROSOC, el 20 % de los condóminos podrán convocar a dicha Asamblea a través de la PROSOC, cuando no se cuente con registro ante esta instancia, o bien directamente, siempre y cuando dentro de dicho 20% no existan personas morosas y sean propietarios.

El administrador deberá hablar con el condómino para que corrija sus acciones y podrá apoyarse del comité de Mediación, se deberán recabar las pruebas de que esta intervención fue realizada para proceder, en caso de que no corrija su actuar, para presentarlas en una queja ante la PROSOC. La PROSOC es una instancia de mediación, por lo que llamará a las partes en una audiencia, esperando llegar a algún acuerdo. Si esta instancia de mediación no funcionara, las partes podrían someterse al arbitraje de la misma entidad para que ésta determine quién tiene la razón. El administrador, en caso de que el condómino infractor NO quiera someterse al arbitraje, podrá iniciar un procedimiento administrativo de aplicación de sanciones (PAAS) ante la misma PROSOC, para que se le aplique una multa, independientemente de las multas acordadas en el reglamento interno. En todo caso, el administrador en representación de los condóminos, una vez aceptada ante la Asamblea General de condóminos, podrá iniciar una demanda civil o denuncia penal, según sea el caso, en contra del condómino infractor.

Normalmente el reglamento interno lo elabora el desarrollador del mismo condominio y en muchas ocasiones no es adecuado para el condominio. Siempre es posible hacer modificaciones e inclusive hacer otro. Para ello, es necesario aprobar el nuevo reglamento en una Asamblea Ordinaria de Condóminos en la que estén al menos el 50% del total del indiviso y que sea aprobado por el mismo porcentaje. Después de ello habrá que certificarlo ante Notario Público y registrarlo ante la PROSOC.

Es posible que no sea necesario cambiar el reglamento, si no sólo matizar algunos puntos como podría ser el horario de fiestas o el número de mascotas que pueda tener cada condómino.  Para ello, es necesario que estas adecuaciones se acuerden en una Asamblea General Ordinaria y que queden asentadas en el libro de actas.