¿VALE LA PENA CONFORMAR UNA ASOCIACIÓN CIVIL PARA LA AUTO ADMINISTRACIÓN DE CONDOMINIOS?

¿VALE LA PENA CONFORMAR UNA ASOCIACIÓN CIVIL PARA LA AUTO ADMINISTRACIÓN DE CONDOMINIOS?

Una asociación civil es una organización sin fin de lucro y con personalidad jurídica plena como persona moral; integrada por personas físicas con el objeto de fomentar entre sus socios y/o terceros actividades culturales, educativas, de divulgación, deportivas, o de índole similar.

¿Cómo se conforma?

  1. Que haya un mínimo de dos miembros para su constitución.
  2. Que el acta de su creación cumpla con las disposiciones fiscales vigentes y sus estatutos se presenten ante la fe de un Notario Público.
  3. Obtener su Registro Federal de Contribuyente ante el SAT

Deberá realizar las siguientes actividades permanentes:

  1. Elaborar factura por cada ingreso que se tenga
  2. Solicitar facturas fiscales por cada gasto que se tenga
  3. Elaborar declaraciones mensuales
  4. Elaborar declaración anual
  5. Realizar asambleas de asociados y protocolizarlas ante notario.

 

Pareciera ser que los requisitos y los costos asociados son excesivos para administrar un condominio.  Cuando el condominio es pequeño, el costo por concepto del IVA de los gastos, la contratación de un contador que lleve la contabilidad y realice las declaraciones correspondientes, así como  los gastos notariales, puede representar más del 25% del total de las cuotas. Pero cuando los condominios son grandes puede ser que los gastos se incrementen menos del 15% (debido a que algunos conceptos como la energía eléctrica ya incluyen el IVA).

Entonces, me parece que si se constituye una asociación civil sólo para llevar la cuenta bancaria tendrá un costo muy alto para los condominios pequeños y algo oneroso para los grandes. Sin embargo, es posible sacarle mayor provecho a las asociaciones civiles conformadas por condóminos, en el sentido que la asociación civil sea el administrador del condominio y que se contrate el servicio de un administrador profesional. De tal manera, que habría continuidad en la operación y no significaría mayor problema el hacer un cambio de administrador, pues el control absoluto lo tendría la asociación, y el administrador sería un representante legal de la misma. Para ello, sería necesario otorgarle un poder para actos de administración, pleitos y cobranza (notariado) al administrador para que represente a la asociación en cualquier instancia. Entonces ahí ya tendrá sentido la conformación de una asociación civil.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.